Inicio > Parques zoologicos > |Parques Zoologicos|Ya podéis dar la bienvenida al último miembro de Selwo, Atenea.

|Parques Zoologicos|Ya podéis dar la bienvenida al último miembro de Selwo, Atenea.

|Parques Zoologicos|Ya podéis dar la bienvenida al último miembro de Selwo, Atenea.

Atenea es una “jirafita” (sólo midió 2m de altura al nacer) de la subespecie angolensis, vamos, que su zona geográfica de distribución es Angola y sus alrededores. Aunque a todos nos parezcan iguales hay seis subespecies distintas de jirafas, en función de su área geográfica de distribución y del dibujo de las manchas de su cuerpo. Esta subespecie es muy importante desde el punto de vista de conservación , ya que en Europa sólo hay 21 ejemplares, 8 en el Zoológico de Dortmund, (Alemania), 9 en el de Lisboa (Portugal) y 4 aquí, en Selwo, es un número muy pequeño, por lo que cualquier nuevo miembro es muy bien venido.

El nacimiento de Atenea fue, afortunadamente, muy normal. Después de los 15 meses de gestación (lo normal en las jirafas), Carmina, la mamá, “rompió aguas” a las tres de la tarde, minutos mas tarde ya veíamos aparecer las patitas delanteras de la nueva cría, un poquito después apareció el hocico, seguido de la cabecita y el resto del cuello, poco a poco fue apareciendo el  cuerpo, hasta que asomaron por completo las patas delanteras y parte del tórax, en ese momento se deslizo rápidamente y cayó al suelo la pequeña cría. El golpe no fue muy grande, a pesar de caer desde unos dos metros de altura, ya que el suelo de la cuadra lo habíamos acolchado con arena y paja, para que el primer contacto de esta maravillosa cría con su nuevo hogar fuese lo mas agradable posible.

Después de lamer  y acicalar la madre a la cría, Atenea realizó varios intentos antes de conseguir ponerse en pie. La verdad es que un poco gracioso ver a un animalito con esas patas tan largas, intentar que las cuatro extremidades se pongan de acuerdo y se muevan de forma coordinada, cuando no le temblaba una, le temblaba la otra y cuando no, había una que se le había quedado enganchada.

Conseguida la difícil tarea de ponerse en pie, aun quedaba lo más difícil: encontrar la comida, saber donde está esa leche tan rica y sabrosa.

Atenea estuvo alrededor de hora y media buscando esa leche por todas las zonas corporales de Carmina, tan pronto intentaba mamar de una pata, como del rabo o de la zona pectoral de su madre, pero nada, hasta que por fin lo consiguió, la leche estaba en las mamas, entre las dos patas traseras. Ya no se le iba a olvidar esa lección.

FUENTE

Categorías:Parques zoologicos
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: