Inicio > Gran Scala > |Gran Scala|Gran Scala recibe un “no rotundo” de 30 asociaciones e instituciones aragonesas

|Gran Scala|Gran Scala recibe un “no rotundo” de 30 asociaciones e instituciones aragonesas

|Gran Scala|Gran Scala recibe un “no rotundo” de 30 asociaciones e instituciones aragonesas

El proyecto Gran Scala ha recibido, hasta la fecha, un “no rotundo” por parte de 30 asociaciones e instituciones aragonesas. Las razones principales vienen justificadas por el incumplimiento de la legislación vigente en Aragón, el cambio en la ordenación del territorio o la mala gestión del agua y energía en el complejo.

 

El proyecto Gran Scala ha provocado el “no rotundo” de 30 asociaciones e instituciones de la Comunidad y, cada día, crece el número de nuevas organizaciones que se agregan a la lista. El rechazo frontal al proyecto lo han fundamentado en seis grandes ejes como es el incumplimiento de la normativa vigente, la participación ciudadana, la ordenación del territorio, el desarrollo económico y laboral, el impacto social y medio ambiente.

 

El miembro de Azajer, José Vicente Marín, ha manifestado que se trata de un proyecto “ilegal”, que incumple la normativa autonómica del Juego, en particular la Ley 2/2000 de 28 de junio, así como diversos Decretos del Gobierno de Aragón. “Sus violaciones se centran especialmente en el artículo 11, el 16.5 y 16.6 del marco jurídico aprobado hace 8 años para este campo”, ha señalado.

 

Otro de los aspectos que ha provocado ese “no” a Gran Scala ha sido el relativo a la participación ciudadana. Los habitantes de la Comunidad, han denunciado “una gran cantidad de dudas ante las informaciones aparecidas en los diversos medios de comunicación”. Asimismo, han criticado, que la sociedad civil sólo conoce lo que se filtra a la prensa y “no puede establecerse un debate a fondo sobre la iniciativa y consecuencias de un proyecto de semejante magnitud”.

 

La ordenación territorial, competencia del Gobierno de Aragón, supone también otro aspecto muy criticado por los firmantes del “no rotundo”. “La ciudad del ocio y juego supone una muestra de ‘gigantismo’, que no tiene en cuenta las personas que viven en Aragón para gestionar la planificación, sino que pretenden crear, de la nada, una ciudad de más de 100.000 habitantes, lo que supondría convertirse en el segundo núcleo urbano más grande de la Comunidad”, han criticado.

 

Para ellos, Gran Scala provocaría un enorme “desequilibrio” en esa gestión de la ordenación. También, han señalado la previsible inversión pública que requerirá este proyecto para dotarlo de las infraestructuras necesarias, como carreteras o conducciones de gas y agua, “lo que condicionará los recursos necesarios para abordar esas necesidades en otras localizaciones de Aragón”.

 

Materia económica y laboral

 

La principal reivindicación de las asociaciones y organizaciones en materia económica es que el modelo de actividad de este proyecto es “cerrado”, que no provocará un gran impacto económico en el territorio donde se desarrolla, ya que tan solo serán las personas con una vinculación laboral las que mantengan una relación más directa.

 

Implica, además, un modelo de desarrollo basado en monocultivos económicos “muy frágiles a ciclos y coyunturas sectoriales”, rompiendo una diversidad económica y social interconectada y que conducen empobrecimiento social, han detallado.

 

Además, el complejo generaría empleo de baja calidad en términos económicos y profesionales, con sueldos bajos, escasas posibilidades de promoción y jornadas laborales que dificultarían la conciliación de la vida laboral y familiar. “El empleo no genera riquezas, sino plusvalías injustas e ineficientes”, han denunciado los firmantes.

 

El modelo que transmite Gran Scala, basada en la cultura del consumismo por encima de todo, resulta especialmente preocupante para las 30 asociaciones y organizaciones. Este proyecto, han denunciado, “avala e impulsa valores y actitudes como el enriquecimiento fácil y sin esfuerzo, el consumismo, el individualismo, el impulso a un ocio vacío o a la adquisición de hábitos poco saludables”.

 

Derrochador

 

El macroproyecto, en el último eje negativo, supone un claro ejemplo “de derroche y mala gestión”. En lo que a energía hace referencia, supone un gasto energético muy elevado en forma de consumo de gran cantidad de energía en iluminación, mantenimientos, abastecimiento y tratamiento de aguas. Además, el gran desplazamiento de personas provocaría un aumento en las emisiones de CO2.

 

Además, es “insostenible e irreal” crear una nueva ciudad con gran demanda de agua en una zona sin recursos hídricos. A ello, hay que añadir que supone ir en contra de los principios que marca la normativa europea en materia del agua, así como la reciente Carta de Zaragoza, elaborada a través de las intervenciones en la Tribuna del Agua.

 

Por último, temen que la Estepa de los Monegros, zona protegida de gran importancia, producirá una afección importante a estas zonas. Aunque no causaría un daño directo a esas zonas, sí que podrían verse seriamente afectadas al ubicarse en zonas colindantes.

Categorías:Gran Scala
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: